La Gatoteca

La Gatoteca de Madrid, el Cat Café de las adopciones

Tomar un café en la Gatoteca de Madrid mientras se observa a los felinos es el primer paso para que el flechazo inicial acabe en adopción

La Gatoteca de Madrid es un proyecto social pionero en Europa, que brinda una segunda oportunidad a gatos rescatados. 

Por Paqui Ortega

Para los amantes de los gatos, un café o refresco sabe mejor rodeado de ellos. Y mejor aún si es en la Gatoteca de Madrid, un ambiente tranquilo en el que los felinos son los anfitriones y los humanos, sus invitados.

En esta cafetería reconvertida en ‘casa de acogida’, decidieron recrear en Madrid el concepto de Cat Café, que tiene su origen en Taipei Taiwán (China) y que ya ha calado hondo en Japón e incluso en varias ciudades de Europa. Viena, Munich y París han sido las tres primeras, hasta que en 2013 llegó a Madrid.

Sin embargo, la Gatoteca de Madrid sobresale frente a los demás por ser el primer cat-café europeo que ha apostado por la adopción. Desde sus inicios, colabora con diversas protectoras y asociaciones como Gatos sin Hogar Villalba o Gatómicas; así como con centros municipales como el Centro de Protección de La Fortuna, la Protectora de Animales y Plantas de Guadalajara ‘La Camada’ y el Proyecto CES de Zaragoza. “Ayudar a estos gatos es lo que más nos reconforta, porque en estos lugares pueden acabar olvidados o, en el peor caso, eutanasiados”, comenta su creadora Eva Aznar, una diseñadora de interiores de Zaragoza residente en Madrid.

Durante estos tres años, han conseguido hogar para 120 gatos, todos adultos y con unas características especiales. “No se trata del cachorrito tierno que todo el mundo busca, algunos llegan a la colonia con catorce meses y puede que algunos tengan un carácter especial o algún problema de salud. Pese a todo, para cada gato hay una familia. Sólo hace falta que se encuentren”, insiste.

Detrás del café y los sofás, se esconde también la sede de la Asociación Benéfica por el Rescate e Inserción de Gatos en Adopción (ABRIGA), de la que Eva es también creadora. Esta joven diseñadora y amante de los gatos, decidió unir trabajo y pasión para crear una asociación a favor de los derechos de los gatos abandonados o callejeros y, a su vez, una cafetería que sirviera como trampolín para la difusión de su labor.

Y es que la Gatoteca nació con un cometido claro: conseguir un hogar para gatos abandonados de más de seis meses; y mientras tanto, cuidarlos e integrarlos en su “gran familia gatuna”, como lo denomina la zaragozana afincada en la capital.

Algo que encanta a sus visitantes, el 80% de los cuales tiene un felino como mascota. “Son muy frecuentes las visitas de padres e hijos para pasar tiempo con los gatos, como alternativa a no poder tener uno en casa”, cuenta.

Gato en sofá en gatoteca de madrid

¿Cómo funciona?

No hace falta reservar, aunque debido a la afluencia de público es recomendable hacerlo. Al entrar, el personal encargado explica el funcionamiento, las normas y las tarifas. El tiempo mínimo de estancia es de media hora con una consumición incluida, excepto bebidas alcohólicas por 4 € y a partir de ahí el coste de la visita se fracciona en minutos. Para consumiciones adicionales se dispone de autoservicio que se abona con un donativo. Cada adulto puede acceder hasta con dos niños de 14 años como máximo, responsabilizándose de su comportamiento.

Es fundamental tener en mente que, al entrar, no estamos solo en una cafetería común sino en el hogar de un grupo de felinos. Por eso, es importante respetar sus normas para velar por su bienestar y evitar estrés o cualquier incidente.

Las reglas más importantes son: lavarse las manos con gel desinfectante para no dejar residuos en el pelo de las mascotas, hacer fotos sin flash para evitar problemas de visión, no molestarlos sin están dormidos y sobre todo, no cogerlos en brazos, o cambiarlos de posición. Los gatos se pueden acariciar siempre y cuando se acerquen al usuario y no al contrario.

Cómo adoptar un gato

La colonia de gatos en la Gatoteca de Madrid oscila entre los quince y los veinte animales, que suelen permanecer en el establecimiento entre uno y seis meses, hasta que encuentran una nueva familia. A veces, con sólo publicar algo de información sobre el gato en la web, se presenta una persona interesada en la adopción. Otras, la espera se dilata y se puede llegar a los dos años.

El proceso de adopción comienza con una entrevista, porque “pensamos que no todo gato va a encajar con cualquier familia, por lo que intentamos que haya las mayores posibilidades de adaptación posibles”, afirma.

Tras la primera toma de contacto, se pide a la persona interesada que se haga socio de ABRIGA, lo que supone una cuota mínima de 50€ al año. Esta donación da derecho a descuentos con veterinarios, expertos en comportamiento, días de acceso gratuito a La Gatoteca, cursos especializados, como el curso básico del gato, que dura cuatro horas, se imparte a toda la familia y es un requisito obligatorio para formalizar la adopción.

El dinero que se recauda a través de cuotas de socios, donaciones y tienda solidaria se destina exclusivamente a los cuidados de los integrantes de la colonia y el mantenimiento de las instalaciones.

¡Ah! Los miembros de la colonia no padecen ninguna enfermedad grave o contagiosa y se entregan a su nueva familia vacunados, esterilizados y con microchip. Estos son los gatos que buscan casa ahora mismo.

gato en adopcion gatoteca de madrid

Eventos gatunos

La sede de ABRIGA acoge todo tipo de eventos relacionados con su temática: mercadillos solidarios, charlas, cursos. Además, organiza actividades para niños y personas con diversidad funcional en colaboración con distintas asociaciones. El objetivo es inculcar, de manera lúdica, valores solidarios como el respeto por los animales y la cultura del ‘no abandono’.

Las fechas clave son el Cumplegatos, que conmemora el aniversario de La Gatoteca a mediados de octubre; y el Festimiau que cada 20 de febrero celebra el Día Internacional del Gato. Aunque tienen matices distintos -el primero festivo y el segundo reivindicativo sobre la tenencia responsable de mascotas- en ambos se puede encontrar un amplio abanico de opciones para los visitantes, como conciertos, concursos o sorteos, entre otros.

Si tienes gato o quieres tenerlo, debería saber que hay cursos de manejo del gato para finales de agosto y septiembre. Puedes ver en su web el calendario de eventos.

taller de gatos y niños en gatoteca de madrid

Cómo ayudar a la Gatoteca

Si quieres formar parte de esta iniciativa, ¡puedes! Lo que comenzó como proyecto en solitario se ha convertido en una asociación formada por siete miembros y veinticinco voluntarios. Y sí, admiten más gente.

Para adoptar: Primero, piénsalo bien. Un gato no es un juguete sino un ser vivo. Así que piensa si podrás estar disponible -en tiempo y dinero- para sus cuidados durante su vida, que podría llegar a las 15 años. Puedes leer el contrato de adopción y, si sigues convencido/a, contactar con la Gatoteca para solicitar una entrevista personal y empezar con el proceso.

Para ser voluntario: El requisito fundamental para formar parte del equipo de forma altruista es estar dispuesto a ayudar con el mantenimiento del local, el buen estado de los gatos y el cumplimiento de las normas. Pide aquí más información.

Para ser socio: Si puedes permitirte ayudar económicamente al mantenimiento de los gatos y las instalaciones, echa un ojo a la página de socios de la Gatoteca de Madrid.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: